En pleno Julio y Agosto con el calor que no perdona. Miles de turistas,como siempre, invaden Barcelona. Hambrientos de cultura, sedientos de mar, y cuando se tercia, en la Bóta del Racó están. Cientos y cientos de personas, por las calles, vienen y van. Se empapan de nuestra historia, de nuestra cultura, de nuestras tradiciones, de nuestra gastronomía. Y luego se irán.
Somos una ciudad de acojida. Y siempre bienvenidos serán.
En nuestro restaurante. Ubicado en el Guinardó. No les faltará una buena atencion, una excelente comida, y una sobremesa exclusiva.
Buenas vacaciones.

Uso de cookies

La Bota del Racó utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies